Destruction Derby, adictos a la chatarra

PIN

Destruction Derby fué uno de los juegos de coches más simples y posiblemente adictivos de los muchos que salieron para ordenador. Tenía la ventaja además de no requerir un ordenador muy potente para disfrutar de él.

Este juego basado en el deporte real Demolition Derby tenía unas reglas muy sencillas. El objetivo era conseguir puntos, bien completando carreras o bien destrozando a los coches rivales. Rara vez un jugador optaba por la primera opción…

Para los que se quedaran con más ganas de destrucción existía un modo en el que todos los coches “peleaban” literalmente entre sí hasta que sólo uno podía moverse. También había un interesante modo “supervivencia” en el que todos los coches tenían la misión de destrozar al del jugador…misión que siempre conseguían.

El juego vió la luz en 1995, desarrollado por Reflections y publicado por Psygnosis. Inicialmente se creó para PC; más tarde apareció para otras muchas plataformas, dado su éxito.

Todos los coches y escenarios estaban hechos con tecnología 3D, no como los fondos que eran de tipo “estático”. Los circuitos eran simples a más no poder y los bordes estaban delimitados por un muro, sin más. El punto fuerte era la jugabilidad y era uno de los preferidos de nuestro concesionario Crestanevada.