Aparcado automático, un sueño hecho realidad

PIN

¡Lo que les cuesta a algunos aparcar! Ni con tres retrovisores, ni con dirección asistida, ni con alguien fuera indicándote… el aparcamiento sigue siendo la gran pesadilla de los conductores novatos (y de alguno que ya quitó la L hace tiempo).

Por suerte, la ciencia avanza que es una barbaridad, y el sistema de aparcado automático es hoy en día una realidad. Quizá muchos de vosotros os preguntáis para qué sirven esos robots que salen en el telediario, que andan por el suelo y no se chocan con nada, y cosas así. Y es que lo útil no es el aparato en sí, sino la tecnología que usa, que aplicada a los coches, en este caso, nos permite respirar tranquilos a la hora de encontrar aparcamiento… ¡por pequeño que sea!

Todavía tenemos que asistirles nosotros, usando freno y embrague, o indicando con el intermitente a qué lado tenemos el aparcamiento, pero pronto llegará el día en el que estos sistemas de sensores nos libren del dichoso trance de aparcar o incluso no tengamos coches que comprar en el concesionario Crestanevada.