Para los que se resisten a despedirse de su “radiocasé”

PIN

La cinta de audio pasó a la historia hace ya bastante tiempo; incluso las nuevas tendencias de radio con lector de tarjeta, USB, etc. están a punto de desbancar al CD. No obstante…

No obstante todavía quedan algunos aparatos de este tipo, y es bastante común que su dueño utilice una fuente externa, (como un Mp3) y lo enchufe a su radiocasette a través de una cinta.
Si lo habéis probado alguna vez ya sabréis todos los problemas que tiene: cables que hacen mal contacto y se enmarañan sobre la palanca de cambios, mala calidad, etc.

Rizando el rizo, aparece Flexii Bluetooth Cassette Adapter, que utilizando tecnología Bluetooth recibe la señal de un medio externo, como el teléfono, disco duro, portatil, etc. y la reproduce en el sistema de audio del coche. Incluye una batería interna con la que funciona durante cinco horas y luego puede recargarse a través de bluetooth o de la propia batería del coche (pero no funcionar a la vez)

Curioseando por ahí he encontrado el precio: 40 dólares más gastos de envío, por lo que es fácil llegar a la conclusión de que mejor cambia de radiocasette directamente, por algo más de dinero…