Mujeres y niños primero: ¿realidad o mito?

PIN

Desde siempre nos han enseñado que en caso de hundimiento de un barco, el protocolo de salvamento dicta que han de abandonar el buque mujeres y niños primero, pero ¿que hay de cierto en ello?

El HMS Birkenhead, también conocido como Birkenhead Troopship HM o Birkenhead fragata de vapor, fue uno de los primeros barcos con casco de hierro construido para la Marina Real. Fue diseñado como una fragata, pero se convirtió en un buque de tropas antes de de ser comisionado.

El 26 de febrero de 1852, mientras que transportaba tropas a la Bahía de Algoa, naufragó en el punto de peligro cerca de Gansbaai en las afueras de Ciudad del Cabo, Sudáfrica. No había suficientes botes salvavidas reparados para todos los pasajeros, y los soldados se mantuvieron firmes, lo que permitiró a las mujeres y niños subir a bordo de los botes de forma segura. Sólo 193 de las 643 personas a bordo sobrevivieron, y la caballerosidad de los soldados dio origen al lo de las “Mujeres y niños primero” como protocolo al abandonar el barco.

Ningún historiador se ha negado a reconocer que ese es el más que posiblemente verdadero origen de la archifamosa frase, pero el primer uso de la frase precisa no fue hasta 1860 cuando el escritor WD O’Connor la utilizó en su novela “Harrington”.